Durmiendo en el lobby

No me pidas fechas exactas ni nombres propios de los protagonistas. Sólo puedo citarte el Sofitel en Paris, el Torneo de Roland Garros, alrededor de unos 15 años atrás, y la noche que llego, por una confusión de fechas, no tengo reservada mi habitación en aquel hotel.

El jugador era un top ten, y la amistad que tenía conmigo a través de algunos viajes compartidos durante un tiempo en el circuito, lo llevó a ofrecerme dormir en su habitación ni bien se enteró de mi situación de "homeless".

El problema surgió al día siguiente, porque a mí me faltaban 24 horas más para que el hotel desocupara la que luego sería mi habitación.

La tarde lluviosa hizo que yo aprovechara el tiempo para organizar alguna ropa en el placard; pero fui interrumpido en varias oportunidades, recibiendo llamadas telefónicas femeninas para ocupar mi cama esa noche. Cuando le conté a mi amigo lo sucedido, él me explicó "la terrible situación por la que atravesaba". Mi cama no alcanzó y la noche terminó para mí en una "velada agradable" tirado en un confortable sofá del lobby del hotel.

¿Comprendés por qué no puedo nombrar al protagonista, no?

Prof. Hugo Borra
Director de "A pleno Tenis"
 

 

volver

 

Copyright © 2000, 2017 - A pleno Tenis - Todos los derechos reservados
Visualización recomendada 800x600 píxeles