La importancia de una frase en boca de un profesional "con todas las letras"

"Estar en uno mismo"

Cada vez que Guillermo (Vilas) está en la Argentina, trato de tomar contacto con él la mayor cantidad de tiempo que puedo. Dentro de lo que mis compromisos me lo permiten intento acercarme al "Vilas", presenciar alguno de sus entrenamientos, y luego compartir el bar...

El bar, significa charlar con Guillermo durante horas, de todo; de cualquier cosa. De cine, de tenis, del país, de tenis, de la vida, de tenis, de Mick Jaegger, de tenis... 

Charlar con Guillermo; una persona a la que conozco hace 30 años y he tratado en el pasado, cuando su presencia en la Argentina era mucha... Luego fue poco... cada vez menos... hasta llegar a casi nada; como es hoy en día.

Charlar con Guillermo, es sobrevolar infinitos rincones de su vida; es en una misma frase pasar por el vestuario del Buenos Aires Lawn Tenis Club en 1974, por Tailandia en 2001 y por un pub de cualquier ciudad europea durante las dos últimas décadas... todos ellos llenos de anécdotas, de personajes conocidos, de tenistas, de figuras relevantes de la política mundial, del deporte mundial, de la dirigencia del tenis mundial, de y de y de... hasta el infinito.Guillermo Vilas y Hugo Borra

Charlar con Guillermo, de tenis, son palabras mayores.

Recuerdo que desde 1971 en adelante, me sentaba detrás de él, en el piso de la cancha donde entrenaba, y escuchaba sus consejos, sus comentarios y sus vivencias "on line". Y desde allí "me quedó la manía".

Hace poco tiempo le hice una entrevista para mi página, que se extendió por más de 2 horas. Fue un ida y vuelta permanente, tocando distintísimos temas, actuales y "de los otros". Fueron más de 2 horas a solas, él y yo, hablando de todo, desde lo que puedo publicar, hasta la que me pidió que no publicara (no precisaba pedirlo).

Pero hace menos tiempo, apenas una semana, estaba presenciando un set que él estaba jugando con un chico joven, y en un momento del partido en el que el rival le habla para ofrecerle si le pasaba o no más pelotas para sacar, Guillermo contesta irónicamente, se distrae, se molesta, se desconcentra, me mira y dice: -"Cuando tomo contacto con mi rival, cagué".

Nos miramos con su entrenador, Tony Pena, y dijimos a la vez: -"Qué importante es eso, no?"

Después lo hablamos con él en el bar. Lo hablamos mucho. Sabés qué quizo decir Guillermo?.

Guillermo dijo que estar en uno mismo era lo importante; que "relacionarse" con el rival, era perjudicial, que entrar en su problemática no convenía; que ocuparse y/o preocuparse por él no era lo indicado. Que había que ocuparse de uno mismo, de nuestro tenis, de nuestra actitud, de nuestro enfoque y nuestra manera de encarar el partido. El resto (fijarse en el rival), solamente era para lo obvio (ver si tenía una lesión, un enojo o algo que lo perjudicara), pero entrar en su problemática era perder el enfoque de uno mismo.

Prof. Hugo Borra
Director de "A pleno Tenis"
 

volver

 

Copyright © 2000, 2017 - A pleno Tenis - Todos los derechos reservados
Visualización recomendada 800x600 píxeles