Fuera de los Courts

Triunfan y brillan en todas las canchas del mundo. Sin embargo no todo son raquetas y pelotas en la vida de los héroes argentinos.

Gastón Gaudio encontró en el golf su nuevo amor. Empezó de casualidad en Kitzbuhel, Austria y hoy se convirtió en un vicio que practica en los espacios libres que le deja el tenis.

Pero no solo Gastón descubrió una nueva pasión en Austria, a Mariano Zabaleta siempre le gustó la velocidad, y fue en Kitzbuhel dónde tuvo la posibilidad de probar una moto Harley Davidson. Lleno de adrelina, pero peligroso para su carrera, actualmente solo despunta su pasión por la velocidad con un cuatriciclo que lo espera siempre en Tandil.

Y si de vértigo se trata, Willy Cañas demuestra que le gustan los desafíos y cuando el calendario ATP se lo permite le gusta volar en parapente.

José Acasuso a los 16 años escogió entre el tenis y el básquet, y aunque hoy no se arrepiente de su decisión, de vez en cuando vuelve a la pelota naranja.

A despertarse temprano antes que amanezca, a controlar si todo esta listo y junto a sus hermanos Darío y Javier partir rumbo al Dique Los Molinos. Este es el ritual que David Nalbandián realiza, cuando sus ocupaciones se lo permiten, para disfrutar de su pasatiempo preferido: la pesca. Luego es mamá Aída quien se encarga de cocinar para compartir en familia.

Generan admiración en el mundo y viven rodeados de lujos, sin embargo los grandes del tenis argentino encuentran su cable a tierra en las pequeñas cosas de la vida, como el resto de los chicos de su edad.

Eugenia Dimatz

volver

 

Copyright © 2000, 2017 - A pleno Tenis - Todos los derechos reservados
Visualización recomendada 800x600 píxeles