Dra. Hilda Molina

Sí, y ahí déjeme decirle que me conmovió su relato acerca de cómo su mamá la volvió, no?, a… la Dra. Hilda vuelve a interrumpir e inmediatamente “estalla” otra pequeña y valiosa historia de vida…
Exactamente. Mi madre sufrió amargamente y hasta que ella no me hizo volver a la fe no paró, no descansó.

Yo volví mucho antes de denunciar al gobierno, inclusive mi centro es el único Hospital cubano donde se ha dado misa. Mi madre llevaba los sacerdotes, y le costó muchos problemas con el Gobierno, dicho sea de paso, nunca Fidel Castro se metió en eso; pero sí los políticos, los del partido siempre estaban criticando que porqué llevábamos sacerdotes allí.

Entonces mi madre que nunca abandonó la religión, y que es una activa miembro de la comunidad católica cubana, me habló del movimiento Pro-vida, que no existía cuando yo me alejé de la religión. Me habló de la lucha que había contra el aborto en el mundo… y me fue explicando. Y yo le dije: - pero mamá, nosotros no hacemos abortos. Los abortos se hacen en los hospitales ginecológicos. Nosotros lo que hacemos, como lo están haciendo todos los países que están trabajando en esto, es utilizar un tejido, que de todas maneras se iban a hacer los abortos, y ese tejido iría a un cubo, a botarlo (tirarlo). Entonces se lleva ese material, se coordina, y el día que se va a operar se recogen varios tejidos de esos que se iban a botar, y el patólogo, el histólogo los procesa.

Y mi madre me dijo: -Mi hijita, de todas maneras… por la fe. Entonces yo me puse a ver que la Iglesia católica tenía en el mundo una lucha contra el aborto grande. Entonces yo dije: - que nosotros no tengamos que ver con el aborto!

De todas formas, estamos utilizando un tejido que sale del aborto, así es que si yo me siento católica, debo tratar de alejarme de eso. Aunque yo nunca seré capaz de criticar a los científicos que siguen trabajando en eso porque yo los conozco y son personas muy serias, lo que pasa es que no tienen ese compromiso con la fe católica.

Entonces, estuve conversando con los japoneses en ese momento, y había ya otras técnicas que allí estaban desarrollando para el tratamiento del parkinson, cuyos resultados se parecían mucho a los de transplante, y no era necesario utilizar ningún tipo de tejido. Entonces luché para introducir esta técnica en Cuba. A eso precisamente, había ido mi hijo con otro equipo grande varias veces a Japón. Y poco a poco fui priorizando esta técnica y disminuyendo cada vez más la técnica de transplante por un problema de convicción religiosa mía.

O sea que de alguna manera la incidencia de su madre, llegó hasta a modificar un sistema de trabajo suyo. 
Exactamente. Y además era tan parecido el resultado, que yo seguí viajando y seguí yendo a las reuniones de los científicos, y conversé con ellos y les dije: - Uds. verán que la casuística de nosotros irá bajando poco a poco por esto. Yo soy católica, una católica reconvertida, que no tenía ninguna preparación en este sentido, y por mi madre… entonces ellos lo entendieron y me dijeron que si yo no tenía inconveniente me seguirían invitando igual. Son maravillosos científicos, inclusive los hay que yo creo que algunos deben estar a punto del Premio Nobel. Estaba también en ese grupo la profesora Rita Levi-Montalcini (Neurocirujana - Investigadora científica. Descubrió en 1942 como crecen y se renuevan las células del sistema nervioso, y lo llamó NGV "Nerve Growth Factor"), que fue Premio Nobel de Medicina 1986; cumplió 100 años hace poco, y me invitó a Italia, estuve con ella… o sea era una cosa totalmente seria desde el punto de vista científico, y el gobierno cubano jamás (enfatiza la palabra como protegiendo a todo su país) en su vida, perturbó, ni hizo nada que pudiera dañar ese protocolo. Eso se lo puedo asegurar.

Y dígame, la gente de Miami, lo que decía era que las mamás que abortaban, vendían ese tejido?
Eso es mentira!!!, me contesta en lo que para la Dra. Hilda sería vehementemente. Oiga yo quisiera que Ud. fuera a Cuba… es fácil… cualquiera que vaya a Cuba, pasa un día por un hospital ginecológico, y ve la cola de jóvenes que están allí. Sabe lo que pasa? Algo criticable es que en Cuba hay tanta promiscuidad… es tanta la pérdida de valores que hay embarazos concebidos, muy jóvenes las niñas, que después no quieren los embarazos. Entonces lo que hay es un porcentaje muy alto de abortos. De aborto legal en el hospital, vuelve a subrayar enfáticamente.

A nadie tienen que vender nada. Ellas lo que quieren es que rápidamente, casi ruegan, suplican que le hagan el aborto, para seguir sus vidas.

Ya se está tomando medidas con educación sexual por televisión, etc., para ver si disminuyen el número de abortos.

Y en ésto también tengo que ser sincera. Uno ve a los médicos batallando, porque el ginecólogo primero trata de convencerla de lo tenga… que siendo tan joven, también el aborto después puede crear esterilidad, etc. A mí todo ésto me consta. No está entre los errores que ha cometido el gobierno cubano. El error por ejemplo es no dar valores para que las jóvenes sean promiscuas y salgan embarazadas; ahí sí hay problemas.

Atacar ese problema.
Sí, exactamente.

Además son madres pobres, no?
Bueno como lo es todo el pueblo de Cuba. Pero no lo hacen por pobreza, lo hacen para poder seguir su vida y porque no tienen deseo de tener un hijo. Es legal, y como no tienen problema al ser legal, el gobierno no tiene que obligarla y comprarle nada. Eso es mentira de los de Miami. Bueno de los de Miami, no; de una señora que se llama María Elvira, que es una persona diabólica, y que si todas las personas que se opusieran al gobierno cubano fueran así, habría que tener temor para el otro sector que va a entrar en Cuba cuando cayera el gobierno cubano, porque son tan malos unos como otros.

Realmente hay en Miami gente muy seria con la que yo me llevo muy bien y que yo respeto mucho, pero esta gentuza es basura y le han hecho mucho daño a Cuba.

Y Ud. accionó, o ha hecho algo? Yo sé que no se puede accionar contra el estado, pero ha iniciado alguna acción legal contra el régimen cubano, en alguna organización, en algún lado?
Yo creo que mi hijo lo llevó a La Haya… a varios lugares... mire, tengo que preguntarle bien…, yo sé que lo llevó al Parlatino, porque inclusive me visitaron unos parlamentarios argentinos, para traerme todo lo que se había hecho a partir de una denuncia de mi hijo allí en el Parlatino (Parlamento Latinoamericano).

Se llevó también a lo que era la Comisión de Derechos Humanos de la ONU, en Ginebra, pero no estoy segura si lo llevó La Haya.

… porque no refiere exclusivamente un daño psicológico; me parece a mí inferir también un impedimento de desarrollo profesional de su parte.
Bueno, tanto es así, que me robaban las invitaciones que seguían llegando para mí… que los científicos no sabían nada, y ellos decían que yo no estaba disponible, que se lo enviaran a otro. Y los anfitriones le contestaban: - No; nosotros no queremos a otro. Queremos a la doctora.

Y esto fue así. Así que ahora tengo con calma, cuando se estabilice la salud de mi mamá, analizar un poquito eso. No, porque daño psicológico, sí me han dejado… la verdad!

Eso no hay duda, pero además también un impedimento de desarrollo profesional.
Sí, exactamente.

Y Ud. obviamente en estos 15 años… al margen de lo que le pasó en su mano (sufrió una fractura y se negó a ser atendida en su país)… la Dra. Hilda vuelve a completar mi pregunta…
No pude trabajar. Al margen de lo que pasó con mi mano, creo que también ha sido una decisión mía. Ellos no me pidieron que me fuera, fui yo la que renuncié. Yo fui la que me quise ir, pero no tenía otra opción, tenía que trabajar con ellos, y no quería ya más hacerlo.

Bueno, lo que pasó es que le cambiaron las reglas de juego…
Sí. Pero iré con calma con eso…

Seguro. Hay tiempo…
 

volver

 

Copyright © 2000, 2017 - A pleno Tenis - Todos los derechos reservados
Visualización recomendada 800x600 píxeles