Copa Davis - Septiembre de 2001
Argentina derrotó a la República de Belarus y logró el ascenso al Grupo Mundial

Por eso todo terminó, como terminó

La victoria de la Argentina sobre el temido equipo encabezado por Max Mirnyi, fue sin dudas, una victoria con muchos héroes. Un logro que se hizo esperar...

Argentina nuevamente en el Grupo Mundial!!!

Y tuvo muchos protagonistas, muchas actitudes positivas, mucho mérito individual, que sumados, hicieron un equipo ganador, un plantel que buscó un objetivo y lo logró. Equipo Argentino de Copa Davis

Fue una comunidad de fuerzas... de deseos... y todo terminó como fue planeado.

Comenzando por el Capitán Franco Davin, que se jugó por una formación que en principio no todos compartimos. Al terminar dijo: -"Consideré que Cañas-Lobo era la mejor pareja para este encuentro y los puse... sé que si el resultado hubiera sido otro, me estaban esperando con las armas cargadas... pero, yo pongo al que creo que es el equipo óptimo para cada partido, y para éste, ellos eran los mejores".

Siguiendo por Guillermo Cañas, que atravesando un 2001 brillante, siendo el Nro. 1 indiscutible de la Argentina y "candidato de fierro" a jugar uno de los singles, fue convocado para jugar el dobles, aceptó, creció en su rendimiento que fue de menor a mayor en todo momento, y le dió a nuestro país un punto de oro, el tercero... "el" punto. Luego declararía: -"Jugar al lado de Lobo es un orgullo para mí... vine para que la Argentina suba, y no a jugar single o doble... estuve, para poder dar el punto para ganar y lo dí... no puedo estar más orgulloso y contento".

Luis Lobo, un caso muy especial. Con más de 2 años sin "competencia seria", fue convocado por el capitán del equipo por sus enormes condiciones para jugar el doble. Su actitud positiva, su visión optimista y el buen humor que contagia dentro del equipo, tambien pesaron en el resultado.

Tenísticamente tenía doblistas por encima de él? Sí, los tenía; al menos el ranking mundial así lo indicaba con claridad. Pero Lobito fue prolijo en todo momento, sacó en forma eficiente, "se fue" muy poco, sumó siempre, terminó acalambrado por la falta de competencia, pero se permitió jugadas de talento indiscutibles. Su emoción final resume todo.

Gastón Gaudio, es una cosa seria. Cuando tiene una motivación por delante, le aconsejo no apostar en su contra. Sus declaraciones fueron: -"Siempre soñé con tomar parte en un partido así... era fundamental que yo le diera ese punto a la Argentina... lo hice muy bien, más que todo por la situación: Copa Davis, de local y mucha gente... eso influyó y me dio motivación".

Personalmente, estoy convencido que Argentina ganó el match en este 2do. punto, cuando sorpresivamente, y luego de un comienzo negro, Gastón derrotó al "cuco" de

los rivales, el gigante Mirnyi, en 4 sets, con un final, "a toda orquesta".

Por último, el aporte de Franco Squillari, que en un año muy pobre, fue convocado por Davin por su rendimiento en la Davis, por su "peso ganado en el 2000"... y cumplió. Se llevó con poco tenis un 1er. punto frente a un errático Vladimir Voltchkov, que tranquilizó al equipo, porque hasta ahí, la lógica se venía dando.

Luego de un parcial favorable de 2/0, llegó el sábado de Ceremonia Oficial y el dobles. La presentación oficial de los equipos, la Banda de la Policía de la Provincia de Córdoba, y su música marcial... los 4.500 espectadores, los casi 30 grados de calor, y "el punto clave".

Allí estaban Mirnyi-Voltchkov, los candidatos. El primero con su saque potente, su altura anormal, sus títulos en dobles, sobretodo el del US Open 2000, y su gran conocimiento con el compañero.

Por el otro lado "los nuestros", Cañas-Lobo, el 1ro. con pocos partidos dedicados a esta especialidad; y el 2do., lo dicho, el arrastre de un largo tiempo dedicado a coachear al "Chino" Ríos.

Guillermo Cañas y Luis LoboFueron 5 largos sets, perdiendo el primero, y luego poniéndose la Argentina 2 sets a 1, los 3 por tie break. Cañas y su firmeza "modelo 2001", Lobo y su talento, su dedicación, su manejo, su amor por lo que hacía. Después vino el 4/6 y el 6/4 en el 5to. set final.

La emoción, los calambres, las raquetas que vuelan (la de Gaudio en su primer single fue la más alta), o que caen, el festejo en el piso, el llanto y el champagne, la torre humana de los jugadores, técnicos y otros que no tenían nada que ver, pero ya no importaba. La Argentina estaba luego de tanto, pero tanto tiempo (casi 10 años), en el tan ansiado Grupo Mundial. Donde merecía estar... por la calidad de sus jugadores, por la historia de un país que es potencia tenística desde hace casi 3 décadas. Quedaban atrás por supuesto, los intentos fallidos y las frustraciones.

La Argentina está en la "elite" de la Copa Davis. Me quedará grabado el gesto de abrazo al cielo de Cañas en el final; la raqueta en lo alto; muy alto, de Gaudio tras su victoria sobre Mirnyi. Me quedará el llanto de Lobo, la entrega de Lobo, las declaraciones posteriores de Lobo: -"Cumplí un sueño, sobre todo por haber logrado el ascenso... jugar en la Davis, es para mí lo más importante, lo que más me gusta y siento... lloré mucho por mi familia y por los que siempre me apoyaron... estoy muy contento con el nivel que tengo a los 30 y con ganas de jugar por muchos años más".

Las estadísticas dirán que el resultado final del match fue 5 a 0, que Squillari y Gaudio, derrotaron en 2 sets corridos cada uno, a 2 jugadores suplentes del equipo rival; que estos 2 últimos partidos con el match definido, se pactaron al mejor de 3 sets. La estadística dirá que en una primavera argentina, inmersos en un calor cordobés, nuestro tenis floreció, de una vez por todas, merecidamente y ojalá por muchos, muchos años!!!     

Prof. Hugo Borra
Director de "A pleno Tenis"
 

volver

 

Copyright © 2000, 2017 - A pleno Tenis - Todos los derechos reservados
Visualización recomendada 800x600 píxeles