El “panic Davis attack”

Si no nos peleamos, nos lesionamos... y nos seguimos peleando!
14 al 16/9/12 Copa Davis - Semifinal: Argentina 2 - República Checa 3

Pasó otro año y van...
La verdad que entre la decepción y la realidad, no tiene demasiada importancia destacar que Argentina acumula en los últimos 10 años 5 semifinales y 3 finales en el Grupo Mundial de la Copa Davis. 
El exitismo argentino diría: "Todo bien, pero ganá una"!!!..., y probablemente en este caso, tengan razón; sobre todo si pensamos en aquella oportunidad perdida en 2008, siendo locales en Mar del Plata, frente a España y sin Nadal. Aquel día escribí una nota que tildé de deprimente (http://www.aplenotenis.com.ar/notas36.htm), y no creo que ésta, vaya a ser muy diferente...Hugo Borra - Copa Davis 2012

Quiero aclarar que no descreo de ninguna de las lesiones que sufrieron nuestros jugadores; lesiones que les impidieron jugar, y que ciertamente todos lamentamos y deseamos su pronta recuperación, pero la problemática por la que atraviesa Argentina cuando transita la Copa Davis, es una cruel confirmación, que "jugar bien al tenis es mucho más que pegarle bien a la pelota"
Existen infinidad de cosas que están en la periferia de esa, que parece ser la cosa más importante cuando uno toma su 1er. clase de tenis... y cuando lo logra, se encuentra con un mundo que se abre a su alrededor, y a medida que progresa, ese mundo es cada vez más grande, y cuando se llega a la elite del tenis mundial, son pocos los que pueden mantenerse, equilibrarse emocionalmente, y desarrollar los valores necesarios para dignificar lo transitado.
Si encima hablamos de un equipo y no de una performance individual, todo!, parece que se complica aún más para nosotros...

La actitud es la que falla, no otra cosa. Porque como diría un gestor que tramita la venta de un auto: "de tenis (papeles) venimos bien", falta una pequeña cosita... comportarse como una buena persona (no digo que no lo sean, pero lo disimulan brutal!!!).

Y la realidad les muestra que el modo que eligen es incorrecto, la bajeza de espíritu con que actúan es ineficaz e ineficiente, los logros que obtienen son paupérrimos y pasajeros, y lo que es peor... encima pierden! 
Porque se podría tener actitudes egoístas y ganar; ser individualistas y ganar; ser mentiroso y ganar... hasta ser un miserable y ganar... pero estos pibes pierden
Y lo peor es que se van con el convencimiento individual que cada uno actuó bien. Cada uno tiene sus razones para justificar sus actitudes y sus decisiones, y cada uno cree tener "la" razón. Es tragicómico porque pierden, muchachos! Con todo cariño (porque a algunos los conozco personalmente), y con todo el dolor del alma, les reitero: hace 10 años que somos candidatos y NO ganamos nunca!

Hay que reconocer que el problema no es el tenis, es la actitud que cada uno asume, boicoteando el triunfo y boicoteándose a sí mismo!
Evidentemente les cuesta, pero sería bueno que entiendan que:
* Del Potro perdió, porque integró un equipo que tenía que ganar como mínimo 3 puntos de 5, y solo ganó 2!, así de sencillo.
* Mónaco perdió, porque casi gana un partido (el 5º punto era irrelevante), soportó los desplantes y las contrariedades del equipo, y encima, ignora si aún siendo 11º del Mundo, lo ponían de titular en caso que Nalbandián hubiera estado sano.
* Nalbandián perdió, porque dice que lo que más desea es ganar la Copa Davis, y ya no solo la pierde integrando el equipo, sinó que ya su físico le impide jugarla. 

Las lesiones son parte de la sanidad, las condiciones de vida y el cuidado que cada uno tiene de su cuerpo y de su propia salud a lo largo de su carrera. Quiero decir con ésto que si Federer no pierde con nadie, pero hipotéticamente sus lesiones le impidieran jugar los 4 Grand Slams, no sería Nº 1 del Mundo. Moraleja: Si tengo un talentoso que cada 3 torneos se lesiona, no puedo tener demasiadas aspiraciones. Reitero, no todo es pegarle bien a la pelota.
Y sigo:
* Jaite (ex alumno mío, y persona a la que aprecio), perdió, porque luchó y luchó para ser el Capitán del equipo, y no solo no gana, sinó que Delpo no le habla en la silla, y además da toda la sensación de carecer del tipo de liderazgo que actualmente precisan nuestros jugadores. Este plantel tiene enconos, rencillas, cuentas sin saldar; así como está, es un plantel difícil, y no tiene una cabeza acorde al clima generado.
No alcanza con ser amigo de algunos jugadores; es más, creo que perjudica. Y lamentablemente parece ser una condición buscada en la que caemos reiteradamente (me refiero a la amistad entre el capitán y los jugadores), es más, en muchos casos, algunos capitanes fueron coaches personales de jugadores que integraron el plantel (actualmente Jaite-Nalbandián).
* La AAT (Asociación Argentina de Tenis) perdió, porque su organización, sus ambiciones, y sus arcas... verán la final por televisión entre República Checa y España, probablemente sin Nadal... 
* El negocio del tenis perdió, porque nuevamente éramos locales frente a España y ahora los sponsors, la televisión, la venta de entradas, toda la publicidad, diarios, revistas, las marcas, los stands, la hamburguesa, la coca, el sushi y el helado, nos quedará un poco lejos, creo que en Ostrava.
* La gente perdió, porque mucha gente pagó una entrada con mucha anticipación, no solo con la expectativa de ganar, eso es una contingencia que puede darse o no como uno desea, pero la esperanza del público era ver a sus mejores representantes, presentándoles batalla a los mejores jugadores checos, que sí jugaron y que ganaron!
* La imagen de Argentina en el mundo perdió, porque no solo no seremos protagonistas de la final, sino que nuestro país cae derrotado como local, frente a un rival durísimo, pero ganable; y ya está instalado en todos lados que no solo es el tenis de República Checa el que nos derrotó…
Martín Jaite - Copa Davis 2012

Y perdimos porque el “Davis attack”, nos pega por ahí…, en realidad no es “panic”, es que los egos, la lucha por el poder, la ambición por figurar, por estar, la demagogia, la falsedad, la hipocresía, las declaraciones ocultas..., en definitiva, la mentira; privó por sobre la solidaridad, la generosidad, el espíritu de equipo, y el patriotismo verdadero (no el que se publicita por micrófono a los 4 vientos).
Mientras se siga priorizando el protagonismo personal por sobre todas las cosas, mientras el egoísmo nos lleve a buscar la obtención de "laureles" propios y no aprendamos a pensar en plural, a sumar, a querer que ganemos nosotros, y no yo solo, seguiremos perdiendo, o tal vez ganemos con 3 puntos individuales de un "Messi" encendido, y hasta nos creamos que Jaite o quien sea "armó un equipo".
Mientras tanto... así estamos.

Al capitán del equipo, a los coaches, jugadores, dirigentes, etc., les digo, por si aún no lo advirtieron: vuestra fórmula volvió a fallar. Es importante que les quede claro que son perdedores, per-de-do-res! A ver si deponen actitudes y deciden ceder. Ceder y ganar! 
Siguen pasando los años, algunos dejan sus puestos, terminan sus 15 minutos de gloria, perdón, de derrota; quizás creen que gloria es una credencial, un reportaje, una conferencia de prensa, no sé, pero lo cierto es que cumplen su ciclo y se van, Perdón, "los van" y saben qué?, per-die-ron!!!
Y nos hacen perder a todos, porque mientras nos desangramos pensando en Vilas-Clerc, Coria-Gaudio, y/o Delpo-Nalbandián, hay unos cuantos jugadores que podrían aportar desde lo humano, seguramente mucho, y perder en 4tos., qué importa?, si es lo mismo. Pero haciendo un papel digno, y dejando una imagen de equipo, de unión, de honestidad... y no de puterío!
Quizás por ese lado, podríamos apostar a tener un EQUIPO, así, con mayúsculas, en unos años!

Por eso, mi sugerencia, ante el actual escenario que nos toca enfrentar, es que en el 2013 armemos un equipo que quiera jugar sin imponer condiciones de ninguna índole. Me refiero a que desee jugar, que ansíe jugar, que sienta pasión por jugar, que tenga hambre!
Jugadores nuevos, sanos, jóvenes; que no estén contaminados, y que sientan la camiseta argentina con el corazón prendido y con el micrófono apagado. Me refiero concretamente a que Nalbandián y Del Potro no jueguen (lamentablemente, porque me encantaría que pudieran hacerlo en armonía).
Ya es una larga, muy larga lista de capitanes, jugadores y dirigentes, que desde 1981 hasta la fecha, se han despedido y han fracasado en su intento de obtener la Copa Davis. 
Cambiemos algo! Mejoremos algo!
Al menos, terminemos alguna vez de competir, y ganando o perdiendo, salgamos aplaudidos porque hicimos las cosas bien. Salgamos hablando de tenis y no de internas miserables.

Prof. Hugo Borra
Director de "A pleno Tenis"
 

 

volver

 

Copyright © 2000, 2017 - A pleno Tenis - Todos los derechos reservados
Visualización recomendada 800x600 píxeles