Ser padre... de tenistas

El tenis puede potenciar muchos aspectos de la personalidad en un chico, ya que puede enseñar a esforzarse en pos de un objetivo, a tolerar la frustación (errores), a controlar el estrés, a competir bajo presión, etc; siempre y cuando pueda hacer este aprendizaje, respetando las etapas de maduración física y psicológica pertinentes a cada edad. De lo contrario, puede dar lugar a presiones que pueden ser perjudiciales para su autoestima.

La exigencia que supone este juego puede estar fuera del control de muchos chicos, pero también de muchos padres, que exigen desde su lenguaje corporal (y a veces verbal) resultados concretos, o se manejan con un sistema poco claro de premios o castigos que termina confundiendo al chico.

Lo esperable es que acompañe una actividad del hijo, que disfrute con el magnífico proceso de ver a su hijo jugando tenis con tranquilidad y alegría (sin mostrar síntomas de nerviosismo o enfado ante los errores).

Es necesario tener un gran control emocional para ser un buen padre...... de tenistas

Lic. Pablo Pécora

 

volver

 

Copyright © 2000, 2018 - A pleno Tenis - Todos los derechos reservados