"Copa Davis": Volver al Grupo Privilegiado

El triunfo de Argentina frente a la República de Belarus no es un  resultado más, significa volver al Grupo Mundial de la Copa Davis después de una década de ausencia, frustraciones y desencantos.Equipo Argentino de Copa Davis 2001

Además la disputa por la "ensaladera de plata" nos brinda ese sentimiento de pertenencia, un brote de "nacionalismo deportivo", una euforia celeste y blanca, que a los que estamos cerca del tenis, nos da la "sensación térmica" que llegamos a ser parte del equipo, y que en definitiva Todos somos Argentina!

El balance "priori" nos era favorable, aunque los partidos hay que ganarlos en la cancha. Ellos configuran una dupla muy pareja, sin embargo, el rival a vencer era Mirnyi, ya que Voltchkov, sobre polvo de ladrillo, está "dibujado", y con él había que asegurarse los dos individuales, ya que Mirnyi si bien tampoco tiene grandes atributos sobre superficies lentas, esta temporada  ganó un solo partido en tierra batida, nada menos que a "Guga" Kuerten, el número uno del mundo. Y en el dobles, son de temer.

El primer punto que consiguió Franco Squillari fue casi un trámite, ganando los dos primeros sets ampliamente y arrancando el tercero perdiendo el saque, pero se repuso rápidamente y lo terminó sacando sin contratiempos.

Max Mirnyi puso ante Gaudio todas sus dotes de gran sacador y jugador contundente e incisivo. Ganó el primer set, y tenía ventajas para ponerse 3-1 en el segundo. El "Gato" no encontraba la vuelta ni el ritmo, hasta parecía desganado. Sin embargo, a partir de poder levantar esos dos breaks, logró emparejar el partido, se agrandó, empezó a sacar toques de su muñeca como "conejos de la galera", lo que enfervorizó al público y terminó sellando la primera jornada con un resultado que daba tranquilidad y presagiaba que el pasaporte para volver a primera ya estaba a un solo paso.

Quedaba el dobles, un punto casi seguro para los visitantes. Además, en esta ocasión, la figura del capitán Franco Davín, ponía de manifiesto un coraje para tomar decisiones. Y convocó al mejor doblista que tuvo nuestro país, Luis Lobo...Y hablar en pasado no es una simple conjugación de un verbo. Es que "Lobito" hasta esta temporada, se dedicó a entrenar y fue el coach del chileno Marcelo Ríos, cargo que ejerció hasta el comienzo mismo de esta temporada. Pero a pesar de haber estado tres años y medio sin competir, Lobo, con casi 31 años volvió, y con éxito. Fue convocado por Davín a jugar el dobles con el actual número uno de la Argentina, Guillermo Cañas, quien dejó de lado el "vedetismo" y aceptó no jugar los singles.

Fueron cinco sets durísimos, electrizantes, de alta tensión, de puro nervio, y el triunfo quedó en casa, una casa más federal, más nuestra, más de todos, ya que todo el camino de esta temporada, es decir las tres series en las que jugamos y conseguimos este ascenso tan deseado, se jugaron en el interior del país.

Arrancó la temporada en Mendoza, cuando entre el 9 y 11 de febrero, le ganamos a México por 5 a 0 en el Mendoza Lawn Tennis, en un hecho histórico para el deporte de la raqueta, ya que fue la primera vez que Argentina oficiaba de local por la Copa Davis fuera de la provincia de Buenos Aires.

Le siguió Córdoba, entre el 7 y el 9 de abril, en el Córdoba Lawn Tennis, por uno de los dos lugares de la zona americana grupo 1, y el derrotado también por 5 a 0 fue Canadá. Ahora, por la reclasificación para el Grupo Mundial se utilizó el mismo escenario cordobés, y el detalle es que hasta lograr el ascenso, el equipo argentino ganó los 13 puntos en disputa, sin siquiera ceder parcial alguno, lo que habla a las claras de la superioridad de nuestro conjunto.

¿En qué nivel está la Argentina? ¿Qué nos puede deparar el Grupo Mundial? Nuestros jugadores, en el circuito, han constituido lo que se ha dado en llamar "la Armada Argentina" por su enorme poderío y por la cantidad de tenistas que invaden el circuito. Somos sin duda, una verdadera potencia. A estos jugadores hay que sumarles otros nombres, como Guillermo Coria, Mariano Zabaleta, Agustín Calleri, David Nalbandian, entre otros.

Además, seguramente, este ha sido el último partido de Davín como capitán, ya que hay una ley no escrita que para dirigir al equipo no hay que ser el entrenador de un jugador con posibilidades de integrarlo, salvo que ese jugador sea el número uno indiscutido. Y Franquito va a poner toda su experiencia junto a "Guille" Coria.

Sobre cuáles son las expectativas para competir en Primera, todo va a depender del sorteo, quien nos tocará de rival, pero fundamentalmente, en que condición, porque en la Copa Davis ser local significa mucho más que tener al público a favor, sino que permite elegir la superficie, y sobre polvo de ladrillo hay muy pocos países que pueden estar a la par nuestra.  

Oscar Pinco

 

volver

 

Copyright © 2000, 2017 - A pleno Tenis - Todos los derechos reservados
Visualización recomendada 800x600 píxeles