Consejos útiles  

La idea de este espacio es brindarte algunos detalles prácticos, generalmente muy sencillos pero no por ello menos eficientes. 

Algunos tan obvios, que hasta un jugador experimentado olvida tener en cuenta a la hora de competir...
Prof. Hugo Borra

Los dividimos en 3 grandes grupos, a saber:

  1. TECNICOS/FORMATIVOS

  2. TACTICO/ESTRATEGICOS (Situaciones de Juego)

  3. PSICOLOGICOS (Mentalidad - Actitud)


  1. Prepará tus golpes con mucha anticipación. Esto te dará la tranquilidad necesaria para decidir dirección, efecto, altura, profundidad, etc.; es decir, el tipo de golpe que vas a realizar. Además, estarás en mejores condiciones para resolver inconvenientes de último momento como puede ser un mal pique de la pelota. Es muy difícil encontrarte con la pelota, y que te falte realizar todo, cuando podés llegar habiendo armado ya tu golpe (backswing). La anticipación en el armado de tus golpes de base, es uno de los secretos más importantes para no sentirte invadido por la pelota. Ni bien tu mente te indique hacia qué lado viene la pelota, el giro de tus hombros y el aro de la raqueta hacia atrás inmediatos, harán que sientas que siempre te sobra tiempo para ejecutar cualquier golpe desde el fondo de la cancha.

  2. Leé el golpe del rival, prestando atención obsesivamente al contacto raqueta-pelota de tu adversario. Prestá atención también a su lenguaje corporal cada vez que él ejecute un tiro. Poco a poco descubrirás la fuerza, altura, profundidad, efecto, dirección, ángulo e intención con que vendrá esa pelota. Esto hará que estés "en zona" antes de tiempo, y tendrás la tranquilidad de saber que no llegarás forzado a tu ejecución.

  3. Permanecé en movimiento cuando golpea el adversario, de esa manera tendrás la mejor actitud física para poder arrancar a cualquier tipo de envíos. Cada vez que el adversario toma contacto con la pelota, debés pegar un pequeño saltito, y desde esta posición (en puntas de pie), será más fácil arrancar a un contrapié, separarte de una pelota que te presiona, o ir a buscar un drop shot.

  4. Aprendé a correr para atrás, a retroceder. Es lo más difícil que hay en el tenis. Si bien la cancha es más larga que ancha, se corre más a lo ancho que a lo largo. El desplazamiento hacia atrás es mucho más difícil de realizar y también menos practicado. Es importante que luego de cada retroceso, puedas transferir nuevamente el peso del cuerpo hacia adelante al golpear. Quizás éste sea el motivo que genere mayores dificultades; me refiero al doble proceso de desplazamiento que el jugador/a debe cumplir al alejarse un poco más de lo necesario, para volver sobre la pelota en el momento del impacto.

  5. Peloteá largo cuando comenzás a jugar, realizando tu calentamiento previo a un partido. Estirándote más de lo habitual y logrando golpes con altura y mayor longitud, estarás mejor preparado en menos tiempo para competir. Es más fácil ajustar de más a menos que a la inversa. Naturalmente, tu brazo "se encoge" en cuanto se comienza a jugar por los puntos. Por este motivo, es éste un buen momento para tratar de descargar tensiones, mientras vas "adquiriendo clima", tomando "la medida" de tus golpes, al tiempo que va aumentando la temperatura de tu cuerpo. 

  6. Cuando ingreses a volear, es aconsejable que te acostumbres a usar la empuñadura continental (intermedia entre eastern de derecha y de revés). Aunque al principio te resulte incómodo, luego resultará muy beneficioso, ya que con esta toma de raqueta estarás en condiciones de impactar cualquier golpe (volea de derecha, de revés, smash, toques, etc.), lo cual es muy importante ya que en esta instancia no hay tiempo para cambiar empuñaduras.

  7. En la devolución de saque (sobre todo cuando estás ante un 1er. servicio muy potente), debés "buscar" tu mejor posición, de acuerdo a tus habilidades y al tipo de saque de tu rival. Es posible que para un tipo de saque sea conveniente "meterse" en la cancha (adelantarse) para bloquear (no armar el golpe), y para otros servicios, retroceder y ejecutar normalmente. También debés estar atento a los cambios que van sucediendo a lo largo de un partido, ya que con el correr del mismo, un 1er. saque que al principio no te daba tiempo, puede dártelo en un 3er. set o luego de 2 horas de juego. "Buscar" la devolución que más te convenga para cada momento del partido, es esencial.

  8. Al devolver los 2dos. saques, también tenés opciones en cuanto a tu posición, y con respecto a ella, al tipo de golpe a ejecutar. En el caso de "encimar" el pique de la pelota, estarás en condiciones de bajarla con slice, y usar ese mismo impacto como approach para intentar volear tu próximo golpe. También podés ejecutar de esta misma forma, con la finalidad de no dejar subir demasiado la pelota (sobre todo en los casos en que te sacan con "kick"), aunque después de impactar no subas a la red. Otra posibilidad es esperar que la pelota pierda altura (retrocediendo), y ejecutar normalmente.

  9. Para ejecutar un buen revés con slice, es importante no pretender cortar demasiado la pelota. Es muy común, que al aprenderlo, uno exagere el ángulo abierto de la raqueta, o lo que es peor aún, pronuncie excesivamente el movimiento de arriba hacia abajo, levantando de más el aro de la raqueta en la preparación del golpe. Una vez que está definida la empuñadura correcta, el mejor consejo es darle al movimiento un sentido de avance y de choque contra la pelota, colocando el aro de la raqueta por detrás de la misma, para impedir el movimiento exagerado hacia abajo, logrando de esta manera, que la pelota avance más al picar, deslizándose hacia adelante, con poca altura y profundidad, en vez de haber salido "hiper cortada". Abrir ambos brazos en la terminación del golpe, te dará mayor soltura al mismo, al tiempo de lograr un mejor equilibrio.
     

  1. No ejecutes tiros ganadores cuando tu posición en la cancha y/o en el score es desventajosa. La cancha tiene sectores de defensa, de tránsito (intermedios) y de ataque; y debés ser oportuno al decidir ejecutar un tiro ganador, inicialmente en base a dichos sectores. Por ejemplo: cada vez que estés en aprietos por haber recibido una pelota muy forzada (fuerte o muy profunda), o muy angulada, date tiempo globeando. También es importante que estos tiros ganadores estén relacionados con el score de cada game. Por citar solo un ejemplo, no es lo mismo jugar un 15/30, que un 30 ó 40/0.

  2. Cuando hayas cometido un error, pensá qué hubiera sucedido si esa pelota entraba en la cancha: era útil, o era una jugada intranscendente?. Si la pelota que jugaste no llevaba ningún objetivo más que devolverla del otro lado de la red, haz cometido 2 errores en el mismo momento: ejecutar un golpe sin ninguna finalidad y encima perderlo.

  3. La estrategia es lo más divertido de un partido. Cuando hayas dominado la técnica  básica de todos tus golpes, es importante que pienses el partido y encuentres la forma más adecuada de jugarlo teniendo como objetivo, la debilidad de tu rival y el desarrollo de tus mejores armas. Elegí la táctica que vas a utilizar para cumplir con la estrategia más conveniente.

  4. No hagas que tu adversario aprenda un golpe durante el partido, jugándole absolutamente todas las pelotas a un mismo lado, aunque estés convencido que ese es su lado débil. Si cometés ese error, al finalizar el match, tu rival te agradecerá por tu instrucción brindada y por no haber corrido nada. Además, su debilidad se pondrá de manifiesto, más aún, si no le das continuidad. Siempre es aconsejable variar.

  5. Variá tu juego. No te rutinices; no seas monótono. Un buen juego debe ser siempre variado (ver Consejo 4), y te ayuda a enriquecer más tu "repertorio" para cuando no sólo por elección sino por necesidad, debas recurrir a él. Aunque confíes en un arma, y sepas cuál es "tu fuerte", jamás te niegues a incorporar nueva información a tu juego.

  6. Adaptate a la superficie donde estás jugando. En las canchas de polvo de ladrillo, usá más topspin en tus tiros, jugando más alto en la red; no esperes muchos aces con tu 1er. saque, por el contrario, utilizá más la ubicación de los mismos, y el efecto con "kick"; armate de paciencia ya que los puntos serán más largos; buscá profundidad y sé oportuno para atacar, esperando el momento; recordá que tu estrategia puede dar resultado al cabo de un tiempo, ya que siempre debés prepararte para un partido de larga duración, aunque algunas veces no lo sea. En ninguna cancha has ganado o perdido hasta darle la mano a tu rival... y mucho menos en ésta superficie.


  1. Hacé picar la pelota antes de sacar. Utilizá ese tiempo para regularizar tus pulsaciones; enfriate si es necesario, pensá qué saque vas a hacer y dónde, recordando el tanteador y diagramando tu estrategia. No saques con la carga emocional del tanto anterior, sobre todo si ésta es negativa.

  2. Nunca pierdas las esperanzas de ganar un partido. Aún con el score en contra, intentá mantener intacta tu garra, tu creatividad, tu movilidad y tu mente apta para desarrollar otras estrategias. En definitiva, mantené vivas tus ganas de ganar. Ese es el objetivo por el cual has entrado a la cancha... mantenelo siempre presente. Es una cuestión de actitud.

  3. Tomá el enojo como un desafío cuando las cosas no salen bien. Tener una buena mentalidad, es utilizar el error cometido como una propuesta de cambio y de mejora futura: ése es el desafío. En cambio, un error cometido en una mentalidad débil, generará decaimiento y depresión, lo cual provocará, obviamente, un detrimento en el juego. Estos desafíos constantes que nos propone un partido, distinguen por lo general una actitud mediocre, de un campeón.

  4. Tené presente todo el tiempo que solo debés competir contra tu rival, y no contra tus propios estados emocionales.
    Tus excusas, tus quejas, tus enojos, tus "bajones", y hasta tus pensamientos negativos, no son otra cosa que una energía que resta en tu juego, y no aporta nada útil... te gasta y te deprime innecesariamente.
    "Hacerte el desinteresado/a" por el resultado del partido, boicoteando tu propio juego, y cualquier otra actitud que precipite tu derrota, no es el camino correcto.
    El desafío es mejorar!!!

  5. El enojo nunca es positivo. Aún en aquellos jugadores que "dicen" que enojados juegan mejor, un verdadero profesional, debe buscar su máximo rendimiento, a través de la construcción cada vez más fina, de su propio juego.
    Si a lo largo de todo el partido, logra vivir esto con creatividad, alegría, y disfrutando de lo que está haciendo, es muy posible que se acerque más a la perfección, que aquel que dice lograr un mejor rendimiento a partir del enojo.
    La mayoría de los enojos, conducen a la desconcentración, a la pérdida de objetivos, a la impaciencia y por ende al apuro, a la imprecisión y al error. Nada de esto es aconsejable, por supuesto.
    Es posible ser muy aguerrido, luchar y combatir, dejando todo en la cancha, a partir de una actitud positiva y constructiva. Si la lucha solo se encuentra a partir del enojo, no vas por buen camino.

  6. El tenis es un deporte de permanentes éxitos y fracasos. A diferencia de muchos otros deportes, donde un competidor, luego de un esfuerzo de 2 ó 3 horas, llega a la victoria o a la derrota; en el tenis, si bien también eso sucede, el jugador/a se "topa" permanentemente con el error y el acierto. Y esto lo somete a sucesivos cambios en su estado de ánimo, que debe sobrellevar a lo largo del match.
    Hasta aquí no parece un consejo, sino una mera descripción de lo que realmente sucede.
    El consejo es ser conciente de esta situación, y prepararse mentalmente para esos altibajos, que son característicos del tenis, y saber que solo aquellos que los logran superar, son los que trascienden, y los que "se quedan" en la "pelea emocional interna", solo lograrán resultados cuando todas las cosas le salgan bien... y eso sucede muy de vez en cuando.

  7. Luego de terminado un set, es importantísimo tu desempeño en el 1er. game del próximo set, sea éste el 2º, el 3º, ó cualquiera que sea (4º ó 5º en el caso de los hombres).
    El hecho es que el perdedor/a del set anterior, planteará mentalmente un cambio, sustentado fundamentalmente en su actitud. 
    Si eres el perdedor/a, debes tratar que este cambio de actitud, "te dé" ese 1er. game del nuevo set, que te alentará y te motivará al ver que comenzás ganador/a. 
    Si has ganado el set anterior, ganar ese 1er. game del nuevo set, le dará un mensaje letal a tu rival: no estás dispuesto/a a aflojar, y lo demostrás permaneciendo arriba en el tanteador.
    Todos los partidos tienen instancias vitales, en los que se acrecienta la "lucha por el poder", y ésta es una de ellas.

  8. No le des información a tus rivales. Cuando "te ponés mal" porque las cosas no salen como querés, y lo manifestás con gritos, golpes en el piso, "culpando" a la raqueta, boicoteando tu propio juego, o "haciéndote el desinteresado" en el resultado del partido, no solo estás precipitando tu derrota, sino que además, estás colaborando con datos que le estás brindando a tu rival, para que éste actúe en consecuencia.
    Es un suicidio que "publiques" esta actitud, porque solo le estás dando más y mejores herramientas a tu rival para que te gane el partido.
    Reitero una frase utilizada en otro consejo de esta sección: El desafío es mejorar!!!
    Tenelo presente cada vez que entrás a una cancha de tenis (entrenamiento o competencia), porque la costumbre de actuar de una manera determinada, se hace un hábito, y si éste es perjudicial para tu rendimiento, has generado un rival adicional dentro de tu propia personalidad. 

Más adelante iré agregando otros consejos que espero sean de tu utilidad.

Prof. Hugo Borra
Director de "A pleno Tenis"
 

volver

 

Copyright © 2000, 2017 - A pleno Tenis - Todos los derechos reservados
Visualización recomendada 800x600 píxeles